top of page

Llegan los días de sol y muchas queremos  ir tomando ese tono dorado fascinante. Pero sabemos, todos los riegos que acarrea la exposición solar para nuestra piel. En este panorama, los autobronceantes llegan como la solución perfecta, pues nos aportan color y salud. La Dra. Gilda Marzullo de Clínica Estetic nos aclara las dudas sobre el uso de los autobronceantes.


¿En qué consiste la dihidroxiacetona que está presente en los autobronceantes?  
Es una sustancia de origen vegetal, conocida como DHA que fue aprobada por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos en la década de 1970. Es una sustancia que no daña la piel, ya que no penetra en ella, al contrario de lo que sucede con los peligrosos rayos UV. Por esta razón no hay que confundirse pues los autobronceantes no actúan como filtro solar, por lo que igual hay que usar bloqueador solar.


¿Cómo se debe preparar la piel para el uso de un autobronceante?

La presencia de la dihidroxiacetona cuando toma contacto con la piel produce un proceso de oxidación de azúcares y aminoácidos presente en  las células córneas (la capa córnea es la más externa de la epidermis), oscureciéndolas y dando el aspecto bronceado. Por eso, previo a su colocación, es recomendable realizar una exfoliación con esponja vegetal (o similar) seguida de una hidratación profunda que, además, servirá para el emparejar la superficie cutánea.


¿Cuánto se demora un autobronceante en comenzar a dar color?
Una vez colocado, empieza a actuar luego de 3 a 6 horas luego de su aplicación (esto depende de la concentración de DHA). El resultado se mantiene de 7 a 10 días, lo que se asocia al tiempo normal de descamación cutánea. Por
lo que, cumplido ese plazo, se recomienda repetir todo el procedimiento.
 

¿Y qué ocurre si por alguna razón se quiere retirar de la piel?
El tono bronceado aparece unas horas después de la aplicación,  pero si la persona cree que su color no quedó bien, de inmediato tiene que lavar la zona con agua y jabón.  


¿Qué contraindicaciones tienen los autobronceantes?
Todas las personas pueden usarlos mientras tengan la piel sana, sin heridas o alergias. Son poco frecuentes las reacciones por hipersensibilidad en el uso de autobronceantes. Donde sí se recomienda un especial cuidado es en aquellas pieles con tendencia al acné, pues en ocasiones al ponerles autobronceante en el rostro, oscurecen los orificios  pilosos o los ocluyen generando reacciones acneiformes. En estos casos, es bueno tratar de utilizar formulaciones más líquidas y con oil free.


¿Pueden manchar la piel?

Sí, en la medida en que ésta no esté bien preparada. Es importante prestar especial atención a las zonas de mayor grosor cutáneo, como los codos, las rodillas y la zona de los tobillos.

¡Saludos y sigue cuidando tu piel!

bottom of page