toxina.jpg

TOXINA BOTULINICA

¿En qué consiste?

La aplicación de Toxina botulínica, más conocida como "Bótox", se utiliza para atenuar las arrugas o líneas de expresión del rostro, para así, darle un aspecto más jovial de la manera más natural y rápida posible. Se aplica a nivel muscular, principalmente, en el tercio superior del rostro: entrecejo, frente y patas de gallo, Además también se usa para tratar el Bruxismo y también para tratar la Hiperhidrosis.

 

¿En qué personas está indicado?

Indicado para mujeres y hombres con marcas y arrugas de expresión facial y que quieran revertir signos de envejecimiento, bruxismo o sudoración excesiva.

¿Cuánto dura y cuáles son los resultados esperados?

En general, su efecto dura de 4 a 6 meses, dependiendo de cada caso y por sobre todo de los patrones musculares de cada paciente. Luego del tratamiento se reducen las marcas de las expresiones faciales y se favorece la oxigenación de las capas más profundas de la piel, devolviendo al rostro un aspecto más joven y natural. En el caso de Bruxismo, disminuye la fuerza muscular de la musculatura responsable. En el caso de la hiperhidrosis, disminuye la sudoración.

¿Cuáles son los cuidados post-tratamiento?

No tocar la zona, y en lo posible no realizar ejercicio físico ni recostarse por algunas horas posterior al tratamiento. Si tienes dudas, luego del tratamiento puedes contactar a tu médico tratante.

¿Cuándo notaré el resultado definitivo?
A pesar de que los podrá notar dentro de las primeras 24 hrs. a 48 hrs. de aplicación, el resultado final va avanzando paulatinamente, consiguiendo la disminución de las líneas de expresión luego de 15 días.

¿Puedo realizarme el tratamiento si estoy embarazada o lactando?

En ninguno de esos casos se puede. Te aconsejamos que disfrutes tranquila estas etapas y una vez finalizadas disfrutes los maravillosos efectos de la toxina botulínica.

 

¿En qué consiste el Baby Botox?

Este tratamiento busca prevenir, especialmente en rostros jóvenes, la formación de arrugas. Se recomienda para pacientes que no superen los 35 años. Se inyectan pequeñas agujas las cuales se aplican con mucha precisión en áreas como el entrecejo o las patas de gallo y la frente. Se colocan dosis muy pequeñas para lograr efectos naturales que permitan la gesticulación de manera más balanceada. Equivale a media aplicación de una aplicación normal.